miércoles, 2 de noviembre de 2016

Con el alba

Mente y contenedor físico trabajan de forma independiente y muy diferente en la noche, aunque tienen un objetivo común, restablecer el orden.
El cuerpo se resetea en la medida de lo posible para volver a enfrentarse a las exigencias del día a día dándolo todo. Relaja músculos, adopta una postura cómoda y su actividad se reduce al mínimo, si acaso levantarse sonámbulo casi, a buscar un vaso de agua o arropar a un niño porque ha tenido una pesadilla.
La mente busca el equilibrio con una actividad frenética, un 30 por ciento más intensa que en el día. Repasa los recuerdos y los clasifica en los que merece la pena guardar y otros que desecha. Organiza huecos para lo que ha de venir.
Y tras esta compleja actividad, hoy mi primer pensamiento fue para ti. Está mente puñetera!

9 comentarios:

  1. Uffff....la mente a veces nos juega malas pasadas, es como un caballo desbocado,nosotros somos el jinete y tenemos que educarla.

    ResponderEliminar
  2. Uffff....la mente a veces nos juega malas pasadas, es como un caballo desbocado,nosotros somos el jinete y tenemos que educarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjala, déjala, que me da muchas alegrías.

      Un beso

      Eliminar
  3. Parece ser que hay muchas cosas que la mente realiza de manera independiente de nuestra voluntad: lo que nos trae a primera plana a la primera hora de la mañana debe ser una más... Es que la mente parece entender muy poco de nuestra voluntad. Estupendo, Josela: me ha encantado ;)!

    Un beso grande.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mente activa e imaginativa nos convendría a todos porque la vida es muy tediosa y tenemos que complicarla algo. En fin, a por ello.
      Te cuento Fer que estamos disfrutando de un otoño veraniego y en cuestión de horas, días bajaremos a menos un grado. Te imaginas el rebote que se llevará nuestro cuerpo!

      Besos

      Eliminar
  4. Muy descriptivo aunque a veces se gripa todo, se genera un desbarajuste de mil diablos y la mente y el cuerpo se misturan de forma horrorosa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo. Esas noches en las que te levantas como si hubieras librado una batalla frenética y el día se convierte en una continuación. Complejos que somos, siempre liándola.
      Besos

      Eliminar
  5. El descanso es fundamental, Josela, me llama la atención ese primer pensamiento. Nunca me he fijado en cual es mi primer pensamiento de la mañana.

    Un beso y felices sueños...¡siempre!, que son los que nos dejan descansar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer pensamiento dice mucho tanto para bien, como en este caso, como para mal, un problema que nos corroe.
      Cierto que el descanso es fundamental, te lo aseguro por experiencia y no quiero ni deseo volver a las noches de insomnio.
      Buenas noches, Angie y gracias por pasarte

      Eliminar