jueves, 12 de enero de 2017

Hemos abandonado el arte de conversar?

El placer de la espera en una cafetería dónde has quedado para un reencuentro y un café. La sonrisa de bienvenida a tu amigo(a). Un par de besos y un abrazo. Y comienza todo.
Móvil sobre la mesa.
Qué tal todo? Pregunta básica. Pero parece que en esta época es una compuerta que abre camino a un aluvión de cotilleo informático, que no me interesa para nada.
Móvil sobre la mesa.  
Has visto las fotos que acabo de colgar en el Facebook? Se adueña del susodicho móvil como si fuera un apéndice del que no puede prescindir. Mira, mira. Me hice amiga de Juan, el de la farmacia, de Nuria, te recuerdas de ellos? 
Yo aún no había dicho ni media palabra. Que va. Me parece que no tengo cancha en este juego.
No tengo Facebook! Ah no, y por qué? Me lanza tal mirada de sorpresa y "desprecio" que se me ponen los pelos de punta. 
Bueno, y qué? Intentando llevar la conversación por otros derroteros. Pero os aseguro que su cara era un poema. Me miraba como si la hubiera noqueado y en su inconsciencia no pudiera seguir hablando.
Móvil sobre la mesa.
Dos frases más...y ya no era posible, el encanto se había perdido.
Puñetas, casi habría preferido que me contara cómo había hecho las lentejas el día anterior o su iniciación al sexo tántrico.
En fin.
Esta batalla puntual la doy por perdida aunque no la guerra.

lunes, 9 de enero de 2017

Meryl Streep arremete contra Donald Trump en los Globos de Oro

La actriz recibió la noche pasada en la ceremonia de los Globos de Oro, el premio honorífico Cecil B. DeMille y sus palabras atacaron con toda la artillería al presidente electo.
Como magnífica actriz que es, supo dar a su voz el tono adecuado para que llegara con toda la intensidad el mensaje.
<Hubo una interpretación este año que me asombró. No porque fuera buena. Fue ese momento cuando la persona que asumirá el asiento más respetado de nuestro país imitó a un periodista discapacitado>
Se refería a un mitín de la campaña presidencial donde Donald Trump agitó los brazos y la forma de hablar burlándose de un periodista del New York Times, Serge Kovaleski, quién tiene una discapacidad física.
<Me rompió el corazón cuando lo vi y aún no me lo puedo sacar de la cabeza porque no era una película. Era la vida real.>
<Este instinto de humillar cuando es utilizado por alguien poderoso llega a todos. La falta de respeto incita a la falta de respeto. La violencia incita a la violencia>
Silencio durante todo el discurso y gran ovación al final.


Fuente: "El País" "El Periódico"

miércoles, 4 de enero de 2017

Que te traigan muchas cosas los Reyes!

No necesito más. Tuve la dicha de disfrutar de mi hijo Guille una semana, y para mí fue el mejor regalo.
Claro que sí, claro que podría hacer una lista de cosas materiales, que casi todas serían libros, pero esas satisfacciones personales de tipo sentimental, de esas que te iluminan la mirada, no se compran en ninguna tienda.
 Enriquecer nuestra vida con todo lo que nos hace feliz es lo que nos da energía para todas las adversidades y problemas. El primer día de los pocos pero muy intensos que este año disfruté en el mar,comenzó a las nueve de la mañana en la playa con un termo con té y unas galletas, desayunando solas Olivia y yo, y un barco a lo lejos. Fue sublime! De esas vivencias quiero llenar el saco de los Reyes Magos.
A ver, por pedir, pido un Guille de mi generación. Si <surge> como se dice ahora, ya os lo contaré al final de 2017 por aquello del resumen anual.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Estás cocinando y, no has puesto música?

Con esta pregunta Olivia se plantó en medio de la cocina. Mirándome fijamente quería saber por qué ya llevaba mucho rato y la música no sonaba. Ni Eva Cassidy que se convirtió en la protagonista de estas navidades, ni Louis Amtrong y Tina Turner, que son algunos de nuestros favoritos, ni tan siquiera un poquito de Ray Charles o Sting. Nada de nada.
Mi querida niña, algo tan mundano como que eran casi las tres de la tarde, cuando los británicos ya están pensando en el té, y yo abriendo la puerta del frigorífico para orquestar un revuelto. A todo no se puede llegar, cuando tomar el café mañanero se convierte en una agradable tertulia y cuesta retomar las obligaciones.
Qué pendientes están de nosotros, de nuestras costumbres, se desviven por agradarnos, y nos dan tanto amor que, en ocasiones, parece que la ternura se te va a salir por las orejas.
Son terapia de amor.
Qué 2017 permita a todas nuestras mascotas disfrutar de una vida entrañable.
Besos para todos y feliz año!

domingo, 25 de diciembre de 2016

Fermín 82 años

Gustaba de calzarse unos buenos zapatos de piel y enfundarse en un traje todos los días del año. Retazos de una vida de contable.
De esa guisa estaba plantado frente al estante- más bien estantes- de la harina en el supermercado cerca de casa. 
Su tarea diaria era la compra del periódico y del pan, pero vio a Flora tan ajetreada con la cena de nochebuena que se ofreció a ayudarla, a pesar de que la cocina nunca fue su fuerte, únicamente se defendía con la tortilla de patata, que según hijo y nietos estaba de rechupete. Claro, esa noche eran otros los manjares. Pero puso la mesa, en el tocadiscos giraba Frank Sinatra, paseó a Amanda, la perra de la familia, y ahora para la tarta de peras no llegaba la harina.
Fue quitarse las zapatillas de paño y en un santiamén estaba en el súper. Ay, no fue tan fácil la elección de la harina. Por lo menos había una docena distintas. Pero es posible? Pongamos a analizar la cuestión. Es para tarta así que será de repostería, pero de ellas había cuatro diferentes. No tuvo más remedio que echar mano del móvil y consultárselo a Flora. Ya, la que tiene levadura y es la marca del supermercado. Solucionado. Hacía años en la tienda de barrio de  Manolo y Tomasa, pedías un kilo de harina y, a tiro fijo porque solo tenían una.
Con el azúcar no tuvo problema porque ahora solo usaban del moreno. Al té que preparaba él por la tarde antes de salir a pasear, le iba muy bien ese azúcar o miel. Se habían acostumbrado a la infusión y una tostada o un trozo de bizcocho, y luego zapatilla!
Subía las escaleras de su casa preguntándose si vendría su nieto favorito, Guillermo, con él se ponía al día en avances científicos, de internet, móviles, libros. En las últimas navidades le había regalado un kindle con muchos libros. Él que trabajó toda su vida con papel ahora disfrutaba leyendo libros en un aparatito. La vida!
Flora, ya estoy aquí!

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Estáis preparados?

Os habéis hecho a la idea de que ya entramos en la navidad?
Días para disfrutar de unas merecidas vacaciones, por tanto, tiempo para citarnos para un café y desearnos un muy buen año, para disfrutar de nuestros hijos, para pasear sin mirar el reloj, y tiempo para dedicarlo a amar con ternura a los que te rodean. 
Pues, poneros a ello.

lunes, 19 de diciembre de 2016

De verdad, las admiro

Las veo ir con el carrito de la compra arriba y abajo, guardar cola en la pescadería, en la panadería, en la carnicería; entrar y salir de las tiendas de regalos, de la administración de lotería. Sus vidas, aún más en esta época, se vuelven frenéticas y caóticas.
Cómo triunfar en navidad? Podría ser un máster a tener en cuenta en el que las sufridas amas de casa podrían dar unas cuantas lecciones. Cómo conciliar la compleja y extensa familia, de uno y otro lado, sin que se note mucho que estás deseando que fulanito se atragante con el champán o que menganita se queme la lengua porque ya estás harta de tanto recochineo. 
Cómo hacer malabarismos con el presupuesto para que llegue y sobre algo, porque el resto de los días también hay que comer.
Las veo y cada vez las admiro más. 
Yo lo arreglaba todo con unas tostadas y un plato de caldo. Los dejaría a todos en la mesa y me iría a ver una serie.
Hay que ver lo malvada que soy!

viernes, 16 de diciembre de 2016

Por qué?

No sé qué tiene esta foto, no sé explicarlo, solo sé que es una de mis preferidas de este verano.
Final de un día de agosto en la pequeña cala, en donde casi con seguridad nos cogía la puesta de sol. Estoy sacándome las arenas de los pies  apoyada en un murete y mi mirada se detuvo en ella. Sabía con certeza que tenía que guardar esta imagen y, llevaba la cámara? Pues sí, allí estaba en mi mochila. Tampoco era extraño porque este verano me acompañó casi todos los días.
La niña desde lo alto de la escalera contemplaba la playa y los niños que aún correteaban por ella, mientras aguardaba por una botellita de agua y un bocadillo que su madre sacaba de una bolsa.
Ya os digo, os parecerá una foto corriente, pero para mí encierra ternura, tranquilidad,  satisfacción y además, acaso necesitamos buscarle explicaciones a todo?

martes, 13 de diciembre de 2016

Arrasar

En Monforte (Lugo) como podría ser en otro sitio, una empresa investiga cómo obtener baba de caracol sin matar al animal. Lo harán con descargas eléctricas. Ahí queda eso!
Pero, en qué nos hemos convertido los humanos? Es imprescindible la baba de caracol?.
Cuándo lo leí hasta pensé en una inocentada y eché un ojo al calendario.
Pasamos décadas probando cremas en la piel de animales, les sometemos a todo tipo de perrerías y ahora esto!
Hemos perdido el norte, totalmente!

sábado, 3 de diciembre de 2016

Precisamente no era el mejor día

Prepararse para salir a la calle aquel sábado se convirtió en un loable ejercicio de enmascaramiento del dolor que la corroía por dentro. Valor, y un poco de máscara de pestañas y rouge en los labios.
No estaba por la labor de que fuera visible su congoja, su dificultad para respirar, para asumir lo que se le venía encima, así que había que tomar medidas.
Se puso prendas queridas que además de protegerla del frío la envolvieran con la calidez y del cariño de quién se las había regalado. Artimañas para sentir un invisible abrazo protector.
Su cara delataba lo mal que se había llevado con el sueño esa noche y no le apetecía que fuera un espejo de su ánimo. Recordó toda la teoría de maquillaje que en algún momento había comentado con las amigas o había ojeado en revistas o en YouTube. Camuflaje.
Perfecto, parece una actriz metiéndose en un papel, en un papel más amable, en una vida más liviana.
Pero, no dicen que el tiempo pone todo en su sitio? Pues en esta historia tardó bastante poco. Cuando subía por las escaleras de casa ya no pudo aguantar las lágrimas que en forma de choterrones resbalaron por sus mejillas, y se rindió a la evidencia. No era un buen día para echarse máscara de pestañas y rouge.