viernes, 23 de abril de 2010

Espíritu eventurero ?

Tenemos días de tormentas por la tarde, de repente el cielo se pone gris plomizo y en cuestión de minutos está cayendo una tromba de agua.

Pues luego, a última hora salgo a pasear a Otto, huele a tierra mojada, a humedad...

Ayer, como todos los días, pasamos al lado de un muro de unos dos metros de alto que tiene al otro lado una huerta.
Iba vigilando a Otto pero me paré a contemplar una peregrinación de caracoles que bajaba por el muro, destino la acera, pero...a cuenta de qué salen de excursión a la acera? ..no les espera un futuro muy halagüeño...

Hoy, todos los que estaban en el muro los subí a lo alto para que volvieran a la huerta.

No sé si hice bien, si habré atentado contra su destino, contra algún método de selección natural, pero me parecía que en el asfalto no iban a estar muy bien.


Si más, un abrazo para todos los que me leéis.


Hasta mañana.

Voy a ver si encuentro alguna foto de caracoles para ilustrar el post.

jejejjejje... tendría que hacérsela antes de mandarlos para la huerta.

Ésta es del adarve de la muralla.
Posted by Picasa

1 comentario:

  1. Yo los hubiera recogido y los hubiera cocinado. ¡Me encantan!

    ResponderEliminar